BECOOK.  Empecemos por el final , hemos comido genial.

Y ahora ya vamos al principio.

 

 

El entorno

El hecho de que el turismo en la provincia de León se haya incrementado notablemente en los últimos años es prueba de que algo se está haciendo bien. Y sin duda pasear por las calles de León un día soleado es una autentica gozada.

Salimos desde Santo Domingo , calle Ancha , Catedral , Plaza de Santa Ana  y finalmente BECOOK.

     

 

El local

Cuando entras por primera vez ( y no es mi caso), lo primero que te llama la atención es que parece que el espacio no se corresponde con el tipo de comida que esperas encontrarte allí, ni el espacio ni la decoración . A poco que te vas metiendo en el ambiente te das cuenta de que realmente no es el restaurante que esperabas encontrar.  ¿Y eso es bueno o malo? Cada cual sabrá,  para mi, a estas alturas de la vida en que nada te sorprende , cualquier sorpresa bienvenida sea. Algunos dirán que no es el ambiente adecuado . aunque probablemente no  dirían  lo mismo  si visitaran Burger Joint  en el lujoso Le Parker Meridien en NY, en este caso dirían que es autentico. A mi simplemente me parece juvenil e informal, que de vez en cuando se agradece.

Los cocineros

No suelo indagar mucho en este tema , porque lo que me importa es lo que se come tenga el apellido que tenga, aunque a lo mejor sería recomendable hacer un poco de biografía o pequeña biografía de los cocineros para completar los artículos. Puede ser, pero eso requeriría hablar con ellos y  de momento prefiero seguir con el anonimato.

En este caso y no se si me equivocaré pero cuando vivía hace unos años  en la capital maragata comenzó a correr el rumor de que en un bar de la plaza mayor habían contratado a un chaval que cocinaba de muerte. Por supuesto lo probé y era cierto el rumor , se comía de vicio. Cuando volví pasado algún tiempo de visita a Astorga me comentaron que ya no estaba allí, que había montado con un socio un restaurante en León.

Si realmente era el mismo joven o jovenes, sin duda un acierto lanzarse a la aventura en la capital. Y ahí están con la reciente apertura de su segundo local, El Brulé.

     

Empecemos con la bebida

Para alguien que no es un experto en vinos , la relación calidad precio de este vino me parece estupenda . Francamente es de esos vinos que una botella ( para dos) se  queda corta, como algunas personas se deja querer y ante eso sería de mala educación no corresponderle.

Por lo demás la carta de vinos está bien abastecida para todos los gustos.

Mención aparte  es el tema del agua.  Últimamente estoy un poco obsesionado con eso y no consumo ni en público ni en privado agua que proceda de una botella de plástico. Sería largo de explicar y el que quiera sólo tiene que buscar vídeos en youtoube para comprobar lo que está metiendo al cuerpo cada vez que abre una botella de agua de plástico.

La solución que ha adoptado este restaurante merece el mayor de mis aplausos y recomendable para todos aquellos restaurantes que quieran servir calidad y salud hasta en el agua. Ya lo había probado en el restaurante Berto en         O´Grove y me alegró encontrármelo aquí de la mano de la empresa leonesa Depurleón . Me he informado y parece que el últimamente nombrado LAV en el hotel Alfonso V y Casa Coscolo en Castrillo también la ofrecen, no se si alguno mas pero estos tres ya da idea de que no es ninguna bobada , creo  que saben lo que se hacen. Básicamente tomando el agua de la toma general y por un proceso de microfiltrado eliminan todas las impurezas y es envasada en unas botellas absolutamente elegantes.

El precio 2,50 algunos lo considerarán caro , mejor pagar por morralla envasada en plástico.

 

No voy en esta ocasión a valorar los platos individualmente, porque todos son sorprendentes , sorprendente el guevo frito , sorprendente la morcilla con manzana , los callos y en definitiva todos los platos.

Y no los valoro individualmente porque mientras estoy escribiendo estas lineas faltan pocas horas para saber si León se convierte en capital gastronómica o si nos lo arrebata Cuenca.

No se lo que pasará pero tengo la corazonada de que seremos capital gastronómica.

Y sin duda alguna, capitaneados por nuestro chorizo y  nuestra cecina, habrán contribuido a este logro tanto los restaurantes clásicos en los que sin duda se ha forjado durante años la leyenda cierta de que nuestra tierra es un paraíso gastronómico, como los nuevos locales que sin abandonar nuestra esencia están dando un aire nuevo ,    moderno y sin duda alguna espectacular a nuestra cocina, dándonos la oportunidad  de probar estos manjares sin tener que salir de nuestras fronteras, y así a primera me vienen a la cabeza Pablo, Cocinandos LAV y sin lugar a dudas el BECOOK. Por supuesto que hay muchos mas.

Nos llevemos mañana o no el premio, vaya desde aquí el agradecimiento más sincero a todos ellos a los nuevos y a los tradicionales que durante tantos años han estado al pie del cañón.

 

Nuestra elección

guevos fritos

      

 

vieiras thai

 

       

oro de Leon

 

 

callos

 

tataki de pato con noodle

 

Arroz en cazuela con seta y foie

la cuenta para cuatro

 

     

 

¡SUERTE LEÓN!  , o mejor ¡¡¡JUSTICIA LEÓN!!!