No podía empezar este blog de otra manera que con el plato estrella de mi pueblo, con permiso de las alubias de las que hablaremos en otra ocasión.

La Bañeza se encuentra situada en el Km, 303 de la autovía A6 Madrid Coruña.

Como la mayor parte de los pueblos leoneses se caracteriza por inviernos fríos con fuertes heladas pero con ausencia de nieves y veranos calurosos.

La Bañeza no fue agraciada con grandes monumentos históricos que justifiquen una visita, pero esta falta ha sido suplida con la imaginación de los bañezanos.

Hay dos fechas fundamentales que justifican una visita a esta ciudad: sus carnavales de interés turístico nacional y su carrera de motos en circuito urbano en agosto, la mejor del país.

Pero fuera de estas fechas cualquier fin de semana es bueno para disfrutar de su gastronomía y especialmente de sus

ANCAS DE RANA A LA BAÑEZANA – LA HACIENDA

Aunque este plato se come en otros lugares de nuestra geografía, nada tienen que ver las insípidas ancas rebozadas del sur con las ancas a la bañezana.

Os invito a probar las para mi mejores ancas de rana de La Bañeza en el restaurante.

 

 

 

Como llegar

Cogiendo la segunda salida de la autovía A6 , bien vengas de la Coruña o de Madrid te lo encuentras en la misma salida dirección a La Bañeza ( no tiene perdida) . Es curioso este cruce ya que si lo coges en esta dirección probarás las mejores ancas de rana del mundo y si lo coges en la dirección opuesta te darás en 3 Km con la mejor carne de buey del mundo en la bodega el Capricho ( Jimenez de Jamuz), del que hablaremos otro día.

Curioso y gastronómico cruce.

Temporada

Aunque con los procedimientos de congelación y la globalización las ancas se pueden comer todo el año, unas buenas ancas frescas estarán disponibles aproximadamente entre abril y septiembre dependiendo de las lluvias y del calor , época en que está permitida la pesca.

Nacionales o importadas

La primera diferencia entre unas ancas nacionales y unas importadas salta a la vista normalmente por su tamaño, las importadas suelen ser considerablemente mas grandes costando en ocasiones diferenciarlas de un muslo de conejo.

La segunda diferencia al meterlas en la boca es que las nacionales la carne se desprende suavemente del hueso además de coger mucho más el sabor de la salsa, fundamental en este plato, mientras que en las importadas suele semejarse mas a comer unas alas de pollo a la americana.

Si es cierto, que si las ancas locales han sido congeladas no existe mucha diferencia aunque yo soy de comer las cosas en su temporada.

Clases

Aunque las ancas y la salsa es la misma puedes optar entre dos modalidades “picantillas” y “ muy picantes”.

Aunque las que te van a ofrecer como no picantes tienen un toque de picor lo cierto es que lo es en su justa medida, quizá el toque ideal para apreciar los sabores según los entendidos.

La otra modalidad, las picantes, pican pican, advertidos estáis. Eso si suavizar ese picor con un frio rosado Pietro Picudo de la zona es un autentico placer. Personalmente sólo las pido no picantes cuando estoy con mis hijos de 8 y 10 años que les encantan.

Déjate aconsejar.

Como comerlas

Puedes hacer un poco el ridículo comiéndolas con cuchillo y tenedor pero la recomendación es meterlas en la boca limpiar con la ayuda de la lengua el hueso y a continuación sacar el hueso de la boca y depositarlo en el platito que en ocasiones te ponen al efecto. Si eres muy fino puedes sacar el huesecillo con el extremo del dedo índice y pulgar que queda muy estético. En todo caso entre anca y anca es muy muy importante mojar un trozo de pan de hogaza en la salsa,que si es la picante ira ineludiblemente seguido de un trago de vino frío.

Para terminar

Si te ha quedado un hueco en el estomago no te vayas sin pedir que te escalfen un huevo en lo que ha quedado de salsa porque será un remate perfecto.

 

Conclusión

Las ancas de La Hacienda son unas dignas sucesoras de las ya desaparecidas ancas del Jhony, de los Angeles ( el de Valcabado) , y como no del mítico Casa Boño.

Aunque a algunas personas les dan grima, aunque el picante sea un atentado a la gastronomía, aunque el vino esté demasiado frio, esta mezcla es uno de los mayores placeres gastronómicos que no debes dejar de probar alguna vez en tu vida.

En todo caso si no acabas de atreverte con las ancas en LA HACIENDA puedes degustar su

“ bacalao” su “cecina” carnes y pescados de primera calidad y nada como terminar la sobremesa con un Gin Tonic en su terraza .

Parada obligatoria si viajas de Madrid a Galicia por la A6 y te gusta aprovechar los viajes para conocer la gastronomía de los lugares de  paso o para hacer una escapada gastronómica de fin de semana. No te arrepentirás.

¡Que aproveche!